La Zona del Silencio, Durango ¡Un secreto que vale la pena descubrir!



La Zona del Silencio, Durango

El gran desierto chihuahuense es uno de los más fascinantes en el mundo. A pesar de su biósfera árida, posee maravillas naturales que no encontrarás en ningún otro lugar; prueba de ello es la Zona del Silencio en Durango, un área enigmática ubicada en la Reserva de la Biósfera de Mapimí. Comenzando con la caída de un cohete de la NASA en la década de 1970, incontables mitos y teorías han surgido alrededor de este paraje desértico; desde que sirve de base para naves extraterrestres hasta la imposibilidad de escuchar una conversación entre otras personas. Lo cierto es que este lugar sirve de refugio para diversas especies endémicas como la gran tortuga del desierto o la rata canguro, al igual que una rica variedad de plantas y flores que son clave para la preservación de esta importante reserva. No lo pienses más, reserva tus vuelos a Torreón y aventúrate a la Zona del Silencio, Durango, pues definitivamente es un secreto que vale la pena descubrir.

¿Dónde se encuentra la Zona del Silencio?


La Zona del Silencio se encuentra en el corazón de la Reserva de la Biósfera de Mapimí o Bolsón de Mapimí, una inmensa cuenca árida que forma parte del desierto de Chihuahua. A la parte central de este lugar también se le conoce como Vértice de Trino, el punto donde convergen los estados de Durango, Coahuila y Chihuahua. La mejor manera de llegar aquí es tomar la carretera México-Torreón unos 170 kilómetros al norte, durante aproximadamente 3 horas hasta llegar a la reserva. Puedes aprovechar el camino y hacer una parada en el kilómetro 70, donde el Pueblo Mágico de Mapimí se encuentra ubicado. Aquí podrás apreciar distintas atracciones maravillosas como la Iglesia de San Pablo Apóstol y el Puente Colgante de Ojuela, entre otras.

Déjate envolver por el misterio…

La mejor manera de disfrutar de las maravillas que suceden en la Zona del Silencio es viviéndolas al máximo, así que al visitar este lugar tendrás la oportunidad de realizar distintas actividades que te envolverán en todo el esplendor del desierto. Desde cabalgatas en el desierto hasta el avistamiento de animales como el halcón pálido y la tortuga del bolsón, el contacto con la naturaleza no termina. También podrás realizar excursiones a aguas termales, observar las estrellas con telescopios y participar en talleres de pintura al óleo. ¡Todo en el desierto! Por si fuera poco, también puedes acampar aquí o dormir en alguna de las cómodas cabañas que hay alrededor. De esta manera, podrás disfrutar de los más hermosos amaneceres que jamás hayas visto.

Lo único que falta es que te animes a vivir la experiencia ahora que sabes todo sobre la Zona del Silencio, Durango.