Isla Tzibanzá en Querétaro, un refugio de tranquilidad



Isla Tzibanzá

Si lo que buscas es escapar del estrés y el alboroto de la ciudad, el lugar ideal para hacerlo es en la Isla Tzibanzá, en Querétaro… es un pequeño atolón que flota en las aguas azules de la Presa Zimapán. Aquí encontrarás un paraíso lleno de tranquilidad, una panorámica impresionante. Además, esta isla es en su totalidad un campamento ecoturístico que recibe con los brazos abiertos a todos sus visitantes.

¿Cómo llegar a la Isla Tzibanzá en Querétaro?

La isla Tzibanzá está situada en las orillas de la Presa Zimapán, que divide a los estados de Querétaro e Hidalgo. Para llegar a ella lo mejor es reservar tus vuelos a la Ciudad de México, después recorrerás aproximadamente 200 km por carretera hacía el norte. Una vez llegando a la comunidad de Tzibanzá, tendrás que tomar una lancha desde el malecón que te guiará directo a la isla.

¡Que comience la diversión!

cabañas en la Isla Tzibanzá

Para tener acceso a la isla es indispensable contar con una reservación, pues la demanda es alta. Te recomendamos planear tu visita hasta con 5 meses de anticipación para una mejor experiencia. Los costos varían, pues hay paquetes que incluyen desde el hospedaje con hasta 3 comidas diarias y un paseo en lancha por la presa.

Las cabañas en la Isla Tzibanzá son estrictamente ecoturistas, tipo safari, que cuentan con lo básico, pero suficiente para una estancia magnífica: agua caliente, cobijas y una terraza con vista a la presa.

También encontrarás una alberca con camastros para asolearte o, si lo deseas, puedes rentar una lancha y unirte a la pesca, la principal actividad económica de la localidad. Para cerrar tu día con broche de oro, puedes pedir una fogata a los pies de tu cabaña para sentir el calor de las brasas mientras observas las estrellas de un cielo despejado.

Ya lo sabes. prepara tus maletas, arma tu playlist y ¡disfruta al máximo de la Isla Tzibanzá en Querétaro!