8 consejos para ahorrar dinero en tu viaje a Vancouver



Consejos para ahorrar dinero en tu viaje a Vancouver

Vancouver se ha convertido en uno de los destinos preferidos por viajeros de todo el mundo gracias a su multiculturalidad. En este destino encontrarás el balance perfecto entre naturaleza, arquitectura vanguardista, arte y sabor; si bien probarlo todo puede ser algo costoso, la realidad es que Vancouver ofrece también un sinfín de actividades que le darán un respiro a tu cartera. Desde paseos relajantes por sus atractivos naturales hasta fotografías en recintos históricamente importantes, te sorprenderás con la cantidad de actividades que puedes hacer sin gastar un solo centavo. Si quieres saber más, nosotros te damos 8 consejos para ahorrar dinero en tu viaje a Vancouver; de esta manera, podrás ahorrar para los gastos que valen la pena, sin dejar de lado la diversión de explorar cada rincón en esta maravillosa ciudad.

1. Planea tu aventura

Primero lo primero: dependiendo en la temporada que viajes puedes ahorrar un extra. Si visitas Vancouver en verano, probablemente encuentres precios más altos, mientras que viajar durante el otoño significará encontrar ofertas en tiendas, restaurantes y hospedaje. De cualquier manera, el ahorro puede comenzar desde que adquieres tus boletos de avión, así que no olvides checar nuestros tips para encontrar vuelos baratos y comenzar con el pie derecho tu aventura.

2. ¡A caminar se ha dicho!

Caminar en Vancouver

Vancouver es considerada la mejor ciudad para caminar en Canadá y no es para menos. Casi todos su atractivos se encuentran a distancias cortas, lo cual te permitirá recorrer sus calles a pie. Según el sitio Walkscore que califica la circulación peatonal a nivel mundial, aquí podrás realizar tus compras, comer en un restaurante y visitar áreas naturales en menos de 8 minutos durante un recorrido a pie. Así que una buena manera de ahorrar durante tu viaje a Vancouver es utilizando menos el transporte público y caminando más hacia tu destino; además podrás admirar la arquitectura y los paisajes pintorescos.

3. Recorre Granville Island

Granville Island

Galerías de arte, restaurantes y el Public Market, un espacio dedicado a la gastronomía y la exposición de los productos locales son algunos de los atractivos que Granville Island tiene para ti. A un precio bajo, podrás disfrutar de su gran oferta gastronómica así como de una degustación de cerveza mientras escuchas música en vivo. Para los más pequeños, está pensado el Kid’s Market, un supermercado en el que encontrarán más de 25 tiendas de ropa, juguetes, dulces, libros y artículos de magia. Situado en una vieja fábrica, el Kid’s Market ofrece actividades en las que podrán sumergirse por horas.

4. Disfruta Stanley Park

Stanley Park

El Parque Stanley es famoso por ser el parque urbano más grande de Canadá y en sus más de 400 hectáreas encontrarás actividades para chicos y grandes. La entrada es gratis, así que te recomendamos aprovecharlo al máximo. Tótems ancestrales, un faro y playas boscosas serán algunas de las atracciones que podrás encontrar en este parque; si quieres recorrerlo en su mayoría, te recomendamos que lo hagas en bici o en patines, pues a pie te perderás de elementos imprescindibles. Si viajas con niños, súbelos a un carruaje que los llevará por los senderos, ¡les encantará!

5. Visita la Galería de Arte de Vancouver

Vancouver Art Gallery

Una de las mejores facetas de Vancouver es su amor al arte, pues su energía jovial y curiosa la impulsan a convertirse en una ciudad que cuida, respeta y expone a todo tipo de artistas. El mejor ejemplo de ellos es la Vancouver Art Gallery, donde más de 11,000 obras se encuentran resguardadas en colecciones permanentes y temporales. Los martes por las tardes la entrada es por donación, donde pagarás lo cantidad que creas conveniente para entrar; de esta manera podrás apreciar lo mejor de la galería a un precio casi regalado.

6. Sigue el llamado de la naturaleza

Lynn Canyon Park

La naturaleza en Vancouver es inigualable y a donde sea que te dirijas, los paisajes darán un espectáculo impresionante. Tal es el caso de Lynn Canyon Park, un parque nacional ubicado en North Vancouver, mismo que ha estado abierto al público desde hace más de 100 años y es una parada obligada en esta ciudad.  La entrada no tiene costo, y aquí podrás realizar picnics, practicar senderismo en sus pasajes boscosos o echarte un chapuzón en sus pequeños lagos.  Además, podrás llenarte de adrenalina al cruzar su puente colgante y llegar a la zona de Twin Falls, donde un par de cascadas te robarán el aliento. ¡El mejor lugar para tomar las fotografías perfectas!

7. Hospédate con un local

Por ser uno de los destinos más concurridos del mundo, los hoteles pueden llegar a ser costosos; sin embargo, la renta de cuartos, departamentos u hostales se ha vuelto una opción económica sin dejar de lado la comodidad y privacidad que un hotel podría ofrecer. Las zonas de Burnaby, Richmond y North Vancouver son ideales para encontrar una estancia barata sin distanciarte del corazón de la ciudad; de esta manera ahorras y vives la verdadera esencia local de Vancouver sin perderte de la diversión que sus lugares turísticos tienen para ti.

8. Conoce el Mercado Nocturno de Richmond

Richmond Market Vancouver

Uno de los secretos mejor guardados de Vancouver es el mercado chino nocturno de Richmond.  Durante los veranos, este fascinante bazar culinario es gratis para menores de 13 años y adultos mayores de 60 años, mientras que para los demás tiene un costo simbólico de $3 CAD. Aquí podrás degustar lo mejor de la pesca del día con recetas deliciosas provenientes de China. Calamar frito, pulpo al mojo o dumplings atraparán tu vista y deleitarán tu paladar por un precio muy bajo.

¡Listo!, sigue estos consejos para ahorrar dinero en tu viaje a Vancouver, reserva tus vuelos baratos y vive al máximo tu siguiente aventura.